Blogia
COSOBERANIA PARA OLIVENZA

Eventos y Cultura de Olivenza

João Vicente da Fonseca, Arzobispo de Goa

No es fácil hablar de una figura de la Historia de la qual se sabe muy poco. Todavía como este fue un personaje importante, es conveniente intentar hacer lo mejor posible.


João Vicente da Fonseca, o sencillamente Frei Vicente da Fonseca, nació en Olivença, quizás entre 1520 y 1540.

 

Poco se sabe de él hasta 1578, salvo que vino para Lisboa y que ingresó en el Orden de los Dominicanos. Gracias a un dominicano actual, Frei José Carlos (a quien sólo se puede agradecer), sabemos que en 1575 su nombre surge en Son Domingos de Benfica, como simple Fraile.

 

En 1578, es Lector en el Colegio de la Reina, en la misma parroquia. El problema está en saber si se habla de la misma persona, pues el apodo y lo nombre eran (y son) mucho comunes.


Encontramos (y aquí ya hay certidumbres) Frei Domingos da Fonseca a acompañar la expedición de D. Sebastião a Alcácer-Quibir (Marruecos) en 1578, y, claro, damos con él prisionero.

 

Buscó confortar los compañeros, y sabemos que plegaba a los judíos (se presume que de Marruecos...), incitándoles a que se convirtiesen al cristianismo. Hay quien opine que lo hacía por respetarlos, pero hay quien defienda que, por lo contrario, sólo los respetaba se convertidos.


En 1581, ya estaba de regreso a Portugal, entonces ya bajo del gobierno de Felipe II. Su nombre aparece como predicador regio, aunque se pueda tratar de uno homónimo, quizás un fraile de Benfica.

 

El mismo nombre es dado a un fraile en Lisboa en 1582. ¿El mismo u Otro?

 

En 1580, había sido nombrado arzobispo de Goa, pero la Bula sólo es publicada en 1583, año en que parte para la India, en un barco en que navega también uno espía holandés que sobre él escribirá: Ene Huygen ( Van Linschoten).

 

En 1584, convocó el tercer concilio provincial, en que abjuraron su herejía el obispo siríaco de Augamales y el nestoriano Max Abraão.

 

A pedido de Vicente da Fonseca, fue determinado, por carta regia de 1585, que en Goa se fundase un Seminario para el Clero de la India. También por esa época habían sido separadas muchas iglesias del arzobispado.

 

Ejerció entonces, por algún tiempo, el gobierno de la Colonia. Surgieron conflictos de jurisdicción, a que no habrán sido ajenas luchas entre facciones rivales de la aristocracia portuguesa local... donde, en abono de la verdad, varios casos de corrupción eran del conocimiento general.

 

El Arzobispo se vio obligado a embarcar de vuelta al Reino, curiosamente con el mismo holandés con que había viajado para India, pero falleció en el viaje, delante de África del Sur, en 1587, se sospecha que envenenado... quizás por recelarse que contase algo incómodo en Lisboa para ciertos intereses y ciertos nobles de Goa.


Carlos Eduardo da Cruz Luna

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Con Portugal, que puedo decir de Portugal, vivo en Olivenza (con eso creo que ya esta dicho todo).

Debido a su participación en la 23ª Cumbre luso-española, a celebrar los días 18 y 19 de Enero en Braga, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara hizo la siguiente pregunta en su blog: “¿Qué pensáis de nuestras relaciones con Portugal?” La generalidad de las intervenciones es muy elogiosa en relación a Portugal, pero,  lo confieso, las respuestas de los oliventinos, participantes en el blog, me dejaron muy emocionado. Vos dejo algunos ejemplos:

Nuria   Los que tenemos un apellido, tan portugués como el mío, consideramos Portugal como algo entrañable... Me encanta Portugal...
Voy a menudo, sobretodo a las costas que rodean Lisboa...Me gusta el habla, tan suave, me gusta el empedrado de sus calles... Me gusta su gastronomía... Me gusta que a los portugueses le gusten las plantas y los animales. Me gustan sus historias... ese rey D. Pedro... tan enamoradísimo, contra todo lo conveniente.


Me gusta que haya tantos negros, de origen Angolés, brasilero o de cualquier ex-colonia. Me gusta su café...Me gustan los fados...Vamos... que me gusta prácticamente todo...Y esa canción: "Ay Portugal por qué te quiero tanto...por qué, por qué se maravilla quien te ve" O "María la Portuguesa"...


Que me gusta el rojo y el verde: El clima, el paisaje, los pasteles de yema, el vinho verde, las ciudades amuralladas, Madredeus, Dulce Pontes y  Acetre, que aunque no sean portugueses, cantan en portugués (Es lo que tiene ser hijo de España y nieto de Portugal, como los oliventinos y yo, que lo soy literalmente).


Por gustar, me gustan hasta las toallas... Las flores de papel de Campo Maior. Las murallas de Elvas... Estremoz,Coimbra, Sintra, O Porto...A lo mejor es un chauvinismo genético...


Diré algo que no me gusta: Lo mal que se circula en Portugal, la mala señalización...A veces contradictoria.
 

Manuel 

Con Portugal, que puedo decir de Portugal, vivo en Olivenza (con eso creo que ya esta dicho todo). Vivir en la raya nos hace ver a Portugal no como un país vecino, sino como un país hermano. Yo personalmente, me siento muy identificado con Portugal, además de ser un país desconocido tiene lugares fantásticos (Portimao, Averio la Venecia Portuguesa, Lisboa, Caparica, Sines, Porto, etc…) y sus gentes que decir de ellos, que siempre están dispuesto a echar una mano.

Alicia Vernok

”Respecto a Portugal, creo que habría que potenciar el aprendizaje de su lengua, tendría que pasar a ser el segundo idioma porque, no lo olvidemos, la Lusofonía es una región muy grande, no sólo Portugal. Además, no creo que nos vaya mal, teniendo como tenemos un presidente portugués (de Olivença :P).”

Que grandes y entrañables son los oliventinos. Uno se alegra cuando siente que, de verdad, los oliventinos sienten - además de España - Portugal como un país que también es suyo.

Quero agradecer a estes, anónimos, oliventinos por dar sentido ao esforço de tantos de nós, portugueses, que não vos esquecemos e que temos por Olivença e pelos oliventinos uma grande admiração e carinho. Obrigado.

Y, Sobre Todo, OLIVENTINO

España es hoy, tal como Portugal, un país libre y democrático. Muchos oliventinos tienen hoy plena consciencia de su historia y de su ascendencia.

Saben que tener vergüenza de sus ascendentes portugueses es algo contraproducente y sin sentido (para los habitantes de las tierras vecinas de Extremadura los oliventinos todavía son - y serán siempre - "los portugueses").

Aquellos que niegan este facto son los mismos que también sienten vergüenza de sus padres y abuelos más pobres y poco instruidos. Muchos europeos todavía tienen de los españoles la imagen del emigrante pobre y poco instruido de las décadas de sesenta y setenta. Fue también gracias a su esfuerzo y sacrificio - a sus ahorros - que España se transformó en el país próspero que hoy, felizmente, es.

¿También vamos a renegar su memoria? Siento siempre pena de aquellos que reniegan su propia sangre.

Es por ello que destaco hoy dos intervenciones del foro del Partido Popular de Olivenza que me sensibilizaron y que son el reflejo de una nueva actitud, sin complejos, de los oliventinos en relación Portugal.

"Los portugueses se aferran al hecho de que el rey portugués no estampo su firma en el tratado de Badajoz.

No entiendo porque esa grima que sienten algunos cuando oyen "Portugal" si fuéramos más listos le sacaríamos provecho a nuestra historia en vez de vivir de espaldas a ella.

Estamos perdiendo una oportunidad única y no hablo solo de economía sino de cultura, por ejemplo, cuanta gente conoce el museo de arte moderno de Elvas? A eso me refiero.

No vamos a ser portugueses, seguro, pero esa tirria.... que alguien me la explique. ¿Es porque es un país mas pobre? en este país no hay racismo hay POBRISMO."

"¿Y que dicen del Tratado de Viena de 1815, firmado por los Reyes Españoles en 1.817? No existe un compromiso moral ?¿?¿

Ojo, ante todo, soy más español y extremeño que ninguno!!!!! Y sobre todo, OLIVENTINO..."

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

V Edición de la Feria Ibérica del Toro en Olivenza

Refieren los medios de comunicación que “el evento está teniendo una gran repercusión mediática, ya que más de 200 medios de comunicación de España, Portugal y Francia están acreditados para esta cita (se prevé que acudan a la localidad entre siete y ocho mil personas diarias).

En cuanto a la presencia de expositores, Jacinto Ortíz señala la importancia de la presencia portuguesa, ya que el 40% de los expositores que acoge la feria provienen del país vecino, mientras que el 60% restante son españoles. De ahí, el carácter ibérico de esta feria, ya que acude gente de toda la Península Ibérica, afirma el propietario de la Plaza de Toros de Olivenza.”

Resta añadir, que es con gran alegría que constato que la realidad y el futuro Ibérico de Olivenza se va imponiendo por sí mismo.

Espero que, como sucedió con esta iniciativa, Olivenza sepa quitar partido de su historia y de las potencialidades de su localización geográfica.

El diputado Nuno da Câmara Pereira, que estuvo ayer presente en la plaza de Toros de Olivenza, me testificó este delicioso episodio.

Se sentó y acompañó “a tourada” junto de una pareja de oliventinos con cerca de sesenta años de edad. Durante casi una hora comunicó en castellano con la pareja. A cierta altura, hartos del castellano “arañado” de su interlocutor portugués, la pareja pasó a conversar en un portugués correctísimo.

Es aun así, en la Olivenza del 2007. 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres